En 1958, el Señor Antoine Spina se hace cargo de la dirección de la Alianza Francesa de Martínez, fundada en 1946. Pocos años más tarde, había creado cursos para niños que funcionaban por la tarde. Los pequeños asistían a una escuela argentina por la mañana y, en contraturno, aprendían francés en la Alianza.

Nació entonces el proyecto de abrir un colegio de jornada completa, que respetara tanto los programas de estudio oficiales franceses como los argentinos. Sin dudas, la visita del General De Gaulle a la Argentina en 1964 y la firma del acuerdo de cooperación cultural entre los gobiernos francés y argentino aceleraron el proceso de reconocimiento de los estudios.

Así, el Colegio Franco Argentino de la Alianza Francesa de Martínez abrió sus puertas en 1964, en las instalaciones de la AFM, en la calle Pedro Goyena. Eran 68 alumnos que se repartían en 6 clases (Preescolar, 1er grado A, 1er grado B, 2do grado, 3er grado, 4to / 5to grados). En 1968, el colegio se muda a la casona de la calle Lavalle, donde funciona actualmente: unos 200 alumnos, 3 clases de Jardín y 9 de Primaria.

En el año 1978 llega el ciclo secundario, que ofrece una nueva opción a quienes terminan la escuela Primaria.

En 1990 se crea en Francia la Agencia para la Enseñanza del Francés en el Extranjero (AEFE), un organismo público nacional puesto bajo la tutela del Ministerio de Asuntos Extranjeros y Europeos. Esta agencia se encarga de asegurar el cumplimiento de las misiones del servicio público relativas a la educación en favor de los niños franceses residentes fuera de Francia y contribuye de esa manera a la expansión y promoción de la lengua francesa como así también a estrechar lazos entre los sistemas educativos francés y extranjeros.

Fue a partir de entonces que el colegio obtiene la homologación para el primer ciclo y firma un convenio con este organismo público francés para formar parte de la red mas grande del mundo de escuelas extranjeras. Poco después, también se homologarán las clases de Secundario Básico.